Recupera tus niveles de Testosterona (Parte 1)

 

Overly manly man meme 

Ya hemos hablado en más ocasiones de la importancia de mantener unos niveles hormonales adecuados.

Tus hormonas regulan tus instintos, emociones, sensaciones, antojos y deseos, pero también tu crecimiento, desarrollo, recuperación, vitalidad, sueño y descanso. Según las necesidades de tu organismo en cada momento tus niveles hormonales se adaptan para controlar los diferentes procesos biológicos.

El desajuste hormonal que sufrimos en la actualidad es otra de las consecuencias de nuestro estilo de vida moderno. Algunos estudios han observado una disminución en los niveles de testosterona de la población masculina en los últimos veinte años.

 

Gráfico que representa la decadencia en los niveles de testosterona en las últimas décadas

En el gráfico podemos observar y comparar los niveles de testosterona medidos entre los años 87-89, 95-97 y 2002-2004.

No cabe ninguna duda de que niveles más elevados de esta hormona están relacionados con una mejor calidad de vida. Si tus niveles de esta hormona están por los suelos ningún experto en coaching conseguirá elevar tu autoestima.

En esta artículo vamos a ver cuáles son los principales motivos y consecuencias de que tus niveles de testosterona disminuyan.

Consecuencias de unos niveles bajos de Testosterona

 

Como sabes, la testosterona es la hormona sexual masculina, pero las mujeres también la producen aunque en cantidades mucho menores. Esta hormona regula tu deseo sexual, tu fuerza y crecimiento muscular y fortalece tus huesos. Pero además también disminuye tu grasa corporal y mejora tu función cognitiva (estudio). Como te podrás imaginar unos niveles bajos de testosterona pueden tener unos efectos devastadores en tu organismo:

 

Efectos de la Testosterona en el organismo
Bajos niveles de Testosterona// Niveles de Testosterona elevados

 

Pérdida de deseo sexual y disfunción eréctil

Es la primera consecuencia que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de niveles bajos de testosterona. Como hemos dicho en el párrafo anterior, la testosterona es la hormona sexual masculina por excelencia. Pero no solo afecta al deseo sexual masculino, las libido femenina también se ve afectada por la testosterona (estudio). Unos niveles bajos de esta hormona son una apuesta segura para fracasar en tu vida amorosa.

 

Depresión

La testosterona afecta en gran medida al estado de ánimo. Este estudio ha encontrado una significativa correlación inversa entre niveles bajos de testosterona y síntomas de depresión en personas mayores. Además, también se ha comprobado una mejoría de los síntomas aumentando los niveles de testosterona en personas con depresión (estudio). Esta relación parece bastante clara y explica porqué el entrenamiento de fuerza es el mejor arma contra la depresión.

 

Pérdida de masa muscular y densidad ósea

La testosterona regula el crecimiento muscular y el fortalecimiento de los huesos. Es lógico pensar que niveles bajos de esta hormona afecten de forma negativa al mantenimiento de estas estructuras. Y la ciencia corrobora nuestras sospechas:

Niveles bajos de testosterona pueden servir como predictor de riesgo de pérdida de masa muscular (estudio).

La suplementación con Testosterona en personas mayores puede revertir los efectos de la sarcopenia (pérdida de masa muscular) (estudio).

Los niveles de Testosterona pueden servir como predictor del riesgo de fractura ósea en personas mayores (estudio)

 

Aumento del porcentaje de grasa corporal

Esta es la principal explicación de porqué las mujeres normalmente tienen un porcentaje de grasa superior al de los hombres. Hay muchos estudios que confirman la correlación recíproca entre los niveles de testosterona y grasa corporal (estudio, estudio, estudio).

Seguramente la pancita cervecera no sea el medidor infalible de virilidad que nos hemos creído durante años.

Niveles bajos de Testosterona aumentan los niveles de grasa corporal

 

Aumenta el riesgo cardiovascular

Como vimos en este artículo sobre la enfermedad cardiovascular, hay un gran número de factores que pueden aumentar el riesgo. La ciencia sugiere que niveles bajos de Testosterona también están relacionados con mayor riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular (estudio, estudio, estudio).

 

Aumento de la mortalidad

Este punto está seguramente muy relacionado con los anteriores, pero ya que hay estudios al respecto vale la pena mencionarlos.

Niveles bajos de Testosterona se relacionan con aumento del riesgo de mortalidad por cualquier causa en personas mayores (estudio, estudio).

 

 

Como puedes ver, los efectos de la testosterona van mucho más allá de simplemente mejorar tu vida sexual. Afecta enormemente a tu salud, estado de ánimo y calidad de vida. No importa cuáles sean tus aspiraciones en la vida, siempre te beneficiarás de tener unos niveles de testosterona más elevados.

 

Recomendaciones oficiales

 

Para evitar sufrir los problemas que acabamos de mencionar, la recomendación oficial es mantener tus niveles de Testosterona entre 300 y 1050ng/dL en hombres y entre 15 y 70 ng/dL en mujeres. Pero este rango es bastante amplio y no tiene en cuenta la edad de cada paciente. Posiblemente 400ng/dL sean aceptables para un hombre de 80 años, pero son niveles bajísimos para un adulto sano de 40. Así que no te fíes mucho de estas recomendaciones, cuanto más cerca estés del límite superior de este rango mejor.

Por otra parte, lo realmente importante no es la Testosterona total. Más de un 95% de tu Testosterona viaja por la sangre unida a otras partículas y tu cuerpo no puede utilizarla. Únicamente la Testosterona que viaja libre está biodisponible para ayudarte a prevenir los problemas que acabamos de ver. Las cantidades recomendadas de Testosterona libre están entre 5 y 21ng/dL en hombres y entre 0.3 y 1.9 en mujeres (detalle).

 

¿Porqué tenemos menos Testosterona que hace tan solo un par de décadas?

 

Como bien sabes, los humanos tendemos a producir menores cantidades de testosterona a medida que aumenta nuestra edad. Pero vamos a observar una vez más el gráfico que veíamos al principio de este artículo:

 

Gráfica que representa el descenso de los niveles de testosterona en las últimas décadas

Según los datos recopilados a finales de los 80, los niveles de testosterona bajaban hasta los 60 años. A partir de esa edad estos niveles se estabilizaban y se mantenían constantes.

Así que esta caída de los niveles de testosterona que sufre gran parte de la población adulta hoy en día tiene que tener una explicación más allá de ser una simple consecuencia del envejecimiento. Y una vez más, parece que diversos factores relacionados con nuestro estilo de vida moderno son gran parte del problema.

 

El estrés y la falta de sueño

El estrés es una de las principales epidemias de nuestra sociedad y puede llegar a ser tan dañino como el tabaco. Ya hemos visto cómo puede aumentar el riesgo cardiovascular e impedir que bajes tus niveles de grasa corporal.

Tanto la falta de sueño como el estrés crónico aumentan la producción de cortisol, también llamada hormona del estrés. Niveles elevados de cortisol tienen efectos negativos sobre las concentraciones de testosterona en sangre (estudio).

Imagen que muestra un hombre estresado y con falta de descanso

Dietas bajas en grasas

La testosterona se sintetiza a partir del colesterol, entonces dietas demasiado bajas en grasas pueden ser perjudiciales para tu testosterona.

En este estudio se observó que tras una dieta con una ingesta de grasas del 40% de las calorías totales, los voluntarios presentaban niveles de testosterona significativamente mayores que tras una dieta con un 25% de grasas. Otra razón más para dejar de tenerle miedo al colesterol y las grasas en tu dieta, tu cuerpo los necesita.

 

Medicamentos y drogas

Ciertos medicamentos que reducen tus niveles de colesterol (estatinas) perjudican la producción de Testosterona (estudio), pero no son los únicos. Otros medicamentos como el ketoconazol (estudio), algunos antihistamínicos (estudio) y antidepresivos (estudio) también han demostrado tener estos efectos indeseados.

Muchas de las drogas ilegales como los opioides, cocaína, esteroides anabolizantes, marihuana o metanfetaminas también tienen un efecto negativo.

 

Disruptores endocrinos

Son unos compuestos químicos con los que convivimos a diario y que actúan simulando el comportamiento de nuestras hormonas. Estos químicos interfieren en la producción, el transporte y el funcionamiento de ciertas hormonas y pueden suponer un serio problema.

 

Funcionamiento de los disruptores endocrinos

Se cree que hay alrededor de 800 compuestos químicos que pueden actuar como disruptores endocrinos. Muchos de ellos sabemos hace tiempo que son tóxicos y podemos evitarlos, como algunos pesticidas o insecticidas. Pero otros son utilizados para fabricar todo tipo de utensilios de plástico, como el Bisfenol A y los Ftalatos.

El Bisfenol A (BPA) se utiliza para fabricar botellas, latas de conservas, elementos de PVC, resinas epoxi, etc. En el 2011 la Unión Europea prohibió la venta de biberones de plástico que tuvieran BPA. Y en Junio de 2017 incluyó el BPA en la lista de compuestos “Altamente preocupantes” (noticia).

El BPA actúa imitando a los estrógenos (hormonas femeninas) y esto explica porqué cada vez más varones presentan cantidades preocupantemente elevadas de estrógenos (estudio).

Los Ftalatos se utilizan para darle más flexibilidad a algunos plásticos. Se utilizan en la fabricación de vinilos, juguetes, prendas de ropa, tapicerías, fundas, revestimientos para cables, calzado impermeable, etc.

Europa reconoce 4 tipos de Ftalatos como “muy preocupantes” (artículo). Los Ftalatos han demostrado tener efectos muy negativos especialmente en el desarrollo sexual de los animales machos.

Evidentemente, por problemas éticos, no se ha podido demostrar científicamente que estos compuestos afecten a los humanos. La comunidad científica no puede simplemente inyectarle sustancias químicas a una mujer embarazada para ver como se desarrolla el feto. Pero en todos los experimentos realizados en animales estos compuestos han demostrado tener unos efectos preocupantemente dañinos.

 

 

Notas finales

 

Resumiendo, el panorama no parece nada halagüeño, nuestros niveles de testosterona se desploman década tras década. Necesitamos mantener unos niveles de Testosterona aceptables para mejorar nuestra salud y aumentar nuestra calidad de vida, pero nuestro entorno no nos lo pone nada fácil.

Pero no te preocupes, todavía hay muchas cosas que puedes hacer para recuperar tus niveles de Testosterona.

En el siguiente artículo veremos cómo puedes aumentar tus niveles de testosterona de forma natural y cambiar radicalmente tu vida.

 

Si no te quieres perder el próximo artículo ÚNETE a nuestra comunidad y no te perderás ninguna publicación. Te enviaremos un e-mail cada vez que publiquemos un artículo nuevo y recibirás consejos sobre entrenamientos y alimentación. Además, podrás descargar este e-book de forma completamente GRATUITA con 11 consejos para que elabores tu propia dieta.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *