Actividad física y rendimiento académico – ¿Son realmente incompatibles?

La actividad física potencia las habilidades cognitivas

Durante años hemos intentado separar cuerpo y mente y entrenarlos de forma independiente, como dos conceptos totalmente diferentes, incluso opuestos. Muchos todavía creen que el entrenamiento simultáneo de ambas cualidades es incompatible.

Cuando un niño saca malas notas, la primera reacción de muchos padres suele ser amenazarlos con quitarles el deporte. Muchas veces como castigo por no esforzarse y muchas otras porque creen que dedicándole más tiempo al estudio rendirán mejor.

En los 25 años que tengo de experiencia en el mundo del deporte, no he conocido ni un solo caso de un deportista que haya obtenido mejores resultados académicos tras haber dejado el deporte. Más bien todo lo contrario. Y muchos estudios científicos apuntan en la misma dirección:

Reducir las horas de educación física para dedicarle más tiempo a otras asignaturas no mejora el rendimiento académico (metaanálisis).

Nuestro cerebro está diseñado para funcionar correctamente cuando nuestro cuerpo se mueve. Por eso el movimiento (junto con el entrenamiento de fuerza) es la mejor herramienta para prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer (estudio) y el Párkinson (estudio). Mantener tu cuerpo en forma es imprescindible si quieres mantener tu cerebro en plenas facultades.

En este artículo aprenderás porqué es tan importante el movimiento para el desarrollo cerebral y como utilizar la actividad física para mejorar tu rendimiento cognitivo.

 

¿Cómo afecta la actividad física a tu cerebro?

 

El sistema nervioso está formado por células que se encargan de transmitir, recibir y acumular información mediante impulsos nerviosos. Estas células son las neuronas.

Las neuronas se conectan entre sí formando estructuras ramificadas parecidas a las ramas de un árbol. Cuanto más complejas sean estas estructuras, mayor cantidad de información podremos procesar.

Estructura de una neurona

Te estarás preguntando qué tiene que ver la actividad física con tus neuronas y la respuesta seguro que te sorprende.

La actividad física produce la liberación de las proteínas que permiten el desarrollo de estas ramificaciones (estudio, estudio, estudio). Tus neuronas necesitan estas proteínas para crecer y formar nuevas conexiones y de esta forma poder almacenar nueva información. En otras palabras, la actividad física es un fertilizante natural para tu cerebro.

Al igual que tras calentar el metal podemos darle forma más fácilmente, después de hacer ejercicio también podremos moldear nuestro cerebro con más facilidad.

Dedicando más tiempo a estudiar y desarrollar tus habilidades cognitivas reforzarás tus conexiones neuronales y aprovecharás mejor estas estructuras. Pero tu capacidad para crear nuevas conexiones se verá limitada si tu cuerpo no se mueve. Nunca podrás alcanzar el máximo potencial de tu cerebro si no realizas actividad física de forma regular.

 

¿Qué dice la ciencia al respecto?

 

El efecto que tiene la actividad física sobre el desarrollo cognitivo está ampliamente demostrado (estudio).

Este estudio observó que después de una sesión de ejercicio aeróbico intenso los voluntarios aprendían nuevo vocabulario un 20% más rápido que cuando estudiaban sin haber realizado ejercicio previo.

Otros estudios coinciden en que aprender un nuevo idioma es más fácil después de haber realizado actividad física.

Algunas investigaciones confirmaron que el ejercicio aeróbico aumenta la plasticidad neuronal al menos durante 30 minutos después del ejercicio (estudio). Durante este periodo, el cerebro se presenta más moldeable para adquirir nuevos conocimientos.

Esta revisión que analiza los resultados de más de 165 estudios científicos concluye que:

  • Mayor nivel de actividad física y forma física pueden mejorar el rendimiento académico y facilitar el aprendizaje.
  • La actividad física tiene una influencia especialmente positiva en las materias de matemáticas y lengua.
  • La actividad física y el nivel de forma física mejoran la capacidad de atención y la memoria.
  • Una simple sesión de actividad física mejora el rendimiento cognitivo y la salud cerebral. Los alumnos que participan en actividad física vigorosa o moderada son los que reciben un mayor beneficio.
  • Los alumnos deberían hacer recesos frecuentes para realizar actividad física y poder así sacar mayor rendimiento al tiempo que dedican al estudio.

Además, si estás embarazada y realizas actividad física también mejorarás el desarrollo cognitivo de tu futuro bebé.

 

Pero todos estos beneficios que acabamos de mencionar no son simplemente datos teóricos resultado de algunos estudios científicos. Algunos colegios e institutos ya están utilizando estos conocimientos para mejorar la educación, salud y forma física de sus alumnos.

 

Naperville central High School

 

Entre estos colegios me gustaría destacar el proyecto educativo del instituto de Naperville (aquí puedes consultar su página web). Este programa educativo que llevan desarrollando cerca ya de 20 años ha convertido a sus alumnos en los más inteligentes y en mejor forma física de EEUU.

Cada cuatro años se realiza un test internacional que valora los conocimientos de Ciencia y Matemáticas de varios países (TIMSS). Tras implementar este programa, los estudiantes de Naperville obtuvieron el primer puesto a nivel mundial en Ciencia, justo por delante de Singapur y el 6˚ en Matemáticas.

¿Cuál es su secreto? Su programa educativo sitúa las clases de educación física todos los días justo antes de las materias más exigentes. De esta forma, crean el entorno idóneo para que el cerebro esté listo para adquirir nuevos conocimientos.

Paul Zientarsky, creador del programa de Educación Física de Naperville lo resume de la siguiente manera: “en la clase de educación física creamos nuevas células cerebrales, en las otras asignaturas solo tienen que llenarlas de conocimiento”.

Aquí puedes observar una interesante charla de TED del propio Paul Zientarski, explicando como funciona su programa:

Los alumnos de Naperville no ven las clases de educación física como una obligación, pueden elegir entre 18 actividades diferentes. En vez de aprender las reglas de diferentes deportes competitivos, aprenden a utilizar la actividad física para mejorar su salud y rendimiento académico.

 

Otros ejemplos…

 

Pero el Naperville Central High School no es el único que está obteniendo buenos resultados académicos con este programa.

En Titusville también han adoptado el programa educativo de Naperville reduciendo el horario dedicado a otras asignaturas con excelentes resultados. A parte de una mejora radical en el rendimiento académico, también han observado una mejora notable en el comportamiento social. No se ha producido ni una sola pelea entre los más de 500 alumnos de este centro desde que se implementó este programa en el año 2000.

En la Universidad de Illinois han observado la misma correlación entre el nivel de forma física y los resultados académicos. Especialmente el porcentaje de grasa corporal y el nivel aeróbico parecen ser las variables más relacionadas con el rendimiento académico.

En este estudio observaron que los alumnos con un mejor nivel de forma física presentaban también una mayor actividad cerebral.

Seguramente esto explica porqué entre los mejores ajedrecistas del mundo no haya ninguno con sobrepeso. Saben perfectamente que para mantener un cerebro ágil deben mantener también su cuerpo en plena forma.

10 de los mejores ajedrecistas del mundo
Los mejores ajedrecistas del mundo mantienen unos niveles de grasa corporal bajos.

 

No quiero aburrirte con más ejemplos repetitivos, pero cada vez son más los centros que adoptan esta forma de enseñanza. Y los resultados son abrumadores.

 

Actividad física y regeneración neuronal. ¿Es posible?

 

Durante años hemos creído que nacemos con un número determinado de neuronas y que las vamos perdiendo con el tiempo. Esta pérdida se agrava con el alcohol y otros hábitos tóxicos y es irreversible, nunca recuperaremos esas neuronas.

Y realmente todo esto es cierto, excepto que sí podemos generar nuevas células nerviosas.

Otro de los múltiples beneficios de la actividad física sobre tu cerebro es su poder regenerativo. Estas mismas proteínas que permiten a tus neuronas desarrollar nuevas estructuras también permiten crear nuevas neuronas (estudio, estudio, estudio, estudio).

Con esto no quiero decir que salgas cada fin de semana de borrachera e intentes recuperar las neuronas perdidas saliendo a correr el día siguiente. Es algo mucho más complejo y el alcohol es demasiado tóxico como para preocuparse únicamente por la pérdida de neuronas.

 

¿Qué tipo de actividad física mejora más el rendimiento académico?

 

Muchos de los estudios que han observado un aumento en la plasticidad neuronal recomiendan actividad aeróbica moderada o intensa. Parece que la elevación del ritmo cardíaco por encima del 60-65% de intensidad máxima es lo que produce la liberación de estas proteínas.

Este estudio ha observado mejores resultados al 80% de la FC de reserva con una duración de 40minutos. Aunque realmente, el rango de intensidad en el que podemos obtener estos beneficios es muy amplio.

Pero también se ha demostrado que el aprendizaje de patrones de movimiento complejos ayudan a establecer nuevas conexiones neuronales.

Alumnos practicando escalada. Esta actividad mejora el rendimiento académico.

Actividades como la escalada, la danza, deportes de combate, habilidades gimnásticas, skateboarding, etc… son ideales para la formación de nuevas estructuras cognitivas. De hecho, la escalada es una de las actividades estrella en los programas educativos de Naperville y Titusville.

Las nuevas estructuras creadas aprendiendo nuevos movimientos pueden ser utilizadas después para almacenar otros tipos de conocimiento. Por eso la actividad física facilita aprender a tocar un instrumento, hablar un nuevo idioma o comprender mejor las matemáticas.

 

Notas finales

 

Espero haber sido capaz de hacerte ver lo importante que es la actividad física para tu cerebro. Es una herramienta de gran utilidad que puede mejorar tu memoria, atención y capacidad de aprendizaje cuando más lo necesites.

Si te interesa profundizar en este tema te recomiendo que leas el libro Spark (no lo he encontrado en Castellano). En él se habla en gran profundidad de todos los beneficios que tiene la actividad física sobre tu cerebro. Siempre me ha interesado este tema, pero este libro me ha motivado finalmente a escribir este artículo.

El propio John J. Ratey, psiquiatra y autor de este libro, incluso afirma que el fortalecimiento de los músculos y el corazón son beneficios secundarios de la actividad física. Lo realmente importante es que cuando nos movemos estamos fortaleciendo y mejorando la salud de nuestro cerebro.

Mantén tu cerebro en forma aprendiendo nuevos idiomas, a tocar nuevos instrumentos y sobre todo moviéndote más y mejor.

Y por favor, no quites a tu hijo de sus actividades deportivas para que dedique más tiempo al estudio. Te aseguro que no se verá reflejado de forma positiva en sus resultados académicos. Si necesita más tiempo para estudiar seguro que se puede organizar mejor, el deporte no suele ser el culpable.

Si todos los beneficios de la actividad física pudieran obtenerse tomando una pastilla, su descubrimiento ocuparía las portadas de todas las revistas y periódicos del mundo. Pero como nadie se hará millonario dando a conocer estos datos es muy difícil hacerlos llegar a la gente. Así que si conoces a alguien al que le pueda resultar útil esta información no dudes en compartir este artículo.

¡Suscríbete y únete a nosotros!

Por último, si te ha gustado este texto y no quieres perderte ninguna publicación únete a nuestra comunidad. Suscríbete a nuestro blog y te avisaremos cada vez que publiquemos un nuevo artículo. Además podrás descargarte de forma GRATUÍTA nuestro e-book con 11 consejos para elaborar tu dieta de la forma más natural.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *